Melania Trump y Mike Pompeo animarán el segundo día de la Convención Republicana

Los discursos comenzarán a las 20.30 hora y, a diferencia de los demócratas, que hicieron su convención de forma virtual, algunos actos se realizan ante un grupo reducido de delegados.

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, serán hoy los oradores más destacados en el segundo día de la Convención Nacional Republicana que finalizará el jueves con la consagración formal de Donald Trump y Mike Pence como la fórmula presidencial que buscará la reelección.

Los discursos comenzarán a las 20.30 hora del este de Estados Unidos (21.30 hora argentina) y, a diferencia de los demócratas, que la semana pasada hicieron su convención de forma virtual, algunos actos se realizan ante un grupo reducido de delegados en un escenario montado en Charlotte, Carolina del Norte.

Además de Melania Trump y Pompeo, que hablarán desde la Casa Blanca, hoy darán su apoyo al actual presidente sus hijos Eric y Tiffany, y algunas figuras importantes del partido como el senador Rand Paul y el gobernador de Iowa, Kim Reynolds.

También hablarán hoy Abby Johnson, un activista contra el derecho al aborto, y Mary Ann Mendoza, madre de un agente de policía asesinado por inmigrantes, en dos intervenciones que apelarán a la base del Partido Republicano.

Trump aceptó ayer la nominación para buscar la reelección en noviembre con un discurso lleno de promesas de recuperación económica y denuncias de fraude electoral, un tono agresivo que también marcó la primera noche de la convención.

«Tenemos que ganar», dijo el presidente.

«Esta es la elección más importante de la historia de nuestro país», agregó, y acusó a la oposición demócrata de estar generando «una estafa» con sus denuncias de presunta manipulación del correo, para obstaculizar o dificultar el voto por correo, una modalidad de voto adelantado muy utilizada en algunos estados, que Trump critica.

Tanto Trump como Pence presentaron sus primeras promesas de campañas en Carolina del Norte: crear 10 millones de puestos de trabajo en los primeros diez meses de Gobierno, evitar el ascenso al poder del socialismo y ser el «mayor Gobierno pro vida» de la historia estadounidense.

La fórmula oficialista buscará la reelección el 3 de noviembre ante el binomio demócrata que encabeza el exvicepresidente Joe Biden, acompañado de la senadora Kamala Harris.

El tramo final de la campaña ocurre en medio no solo de la peor situación epidemiológica del mundo en esta pandemia, sino también del mayor derrumbe económico que haya conocido el país desde la Gran Depresión y en uno de los momentos de mayor crispación racial de las últimas décadas.